Un escape en el paraíso de Yapascua

En Puerto Cabello, específicamente en la bahía de Patanemo, hay un paraíso escondido al cual puedes llegar de dos maneras:

  1. Puedes tomar una lancha desde este lugar, tardaras 10 minutos aproximadamente.
  2. Puedes ir caminando, lo cual es mucho más emocionante y aventurero para poder llegar a la ensenada. La ruta es simple y la vista asombrosa, solo debes estar preparado para el sol y los mosquitos.

Al finalizar el recorrido llegaras a Yapascua, una mini bahía que posee una mezcla de tonalidades azules que transmite paz, armonía y tranquilidad. Desde el momento en que llegas no dejas de admirar su auténtica belleza y majestuosidad, con una laguna rodeada de manglar que se une ligeramente hacia el imperturbable mar, donde sus olas son como sabanas fuertes que arropan tu ser.

Foto cortesía: @benyephotography

 

Un lugar ideal para hacer snorkel donde verás la diversidad de animales marinos y el mundo acuático, si te gusta la pesca también podrás hacerlo, acampar en este lugar es magnífico; lleva todo lo necesario para hacerlo (linterna, sleeping, el repelente de insectos, implementos de cocina, ropa ligera, protector solar y un suéter para las noches con mucha brisa) sin duda alguna es un rincón para relajarse y salir fuera de rutina.

Foto cortesía: @benyephotography

 

Y esto no es todo, si te quedas a dormir podrás disfrutar de un espectáculo natural, ¡Veras brillar el agua! Esto se debe a una especie de animalitos marinos llamados fitoplancton, familia de los crustáceos, causando un efecto de bioluminiscencia con el movimiento, es decir, miles de puntos brillan en el mar, es una completa alucinación.

El amanecer es otra de las cosas que debes disfrutar, la salida del sol en esta playa es hermosa, las aguas reflejan su luz y el cielo se pinta de diversos colores cálidos. Lo mejor de vivir en un país tropical con salida al mar es tener un agua con una temperatura muy agradable, donde te puedes bañar hasta de noche si así lo deseas.

Foto cortesía: @benyephotography

 

¡Un dato importante! Es que en Yapascua no hay ningún tipo de servicio. Tienes que llevar todo. Lleva suficiente agua, recuerda que sudaras mucho si caminas el sendero.

Recuerda dejar todo limpio. Recoge lo más que puedas. Si vas caminando recoge lo que puedas llevar de peso contigo. La naturaleza te lo agradecerá. Recuerda que conocer implica cuidar lo que está allí para que siga siendo lo que es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *