Una ciudad selvática y maravillosa

He ido a Rio y puedo asegurar que estuve en una Ciudad Maravillosa.

¿Cómo llegue ahí?

Gracias a unos amigos que forman parte de Visión Travel y un club de viajes que se llama VIVELO gocé de conocer una de las ciudades más atractivas de Brasil. Así que, junto a ellos, empezó el viaje desde Mérida – Venezuela, ya que por la escasa disponibilidad de boletos en el país y además para hacer una ruta low cost decidimos tomar carretera en auto hasta la frontera con Colombia, un Bus desde Cúcuta hasta Bogotá  y desde ahí volar a Rio de Janeiro. (Al regresar tomamos un vuelo de Bogotá a Cúcuta ya que el cansancio lo requería y el costo del boleto equivale al gasto de viajar por tierra).

Sin duda un viaje agotador pero merecedor.

¿Qué hice en Rio?

El primer día, recorrer los alrededores de las zonas donde estaría (Botafogo y Copacabana), adaptarme a los chubascos que nos recibieron y se extendieron otros días más… Caminar, conocer, hablar y tomar café.

El segundo día, hicimos una ruta independiente, pues tomamos un Uber y rodamos una hora y treinta minutos fuera de la ciudad (además de caminar 1 hora por montaña) para llegar al majestuoso mirador de la Pedra Do Telegrafo y hacer algunas fotos.

Vista desde la Pedra Do Telégrafo/ Foto: María Marquez

 

En el tercer día durante la mañana, formamos parte de uno de los encuentros ejecutivos de la empresa que les mencioné al principio (Visión Travel) y en la tarde tuvimos el privilegio de subir al Cerro Corcovado para contemplar al Cristo Redentor y ver como anochece en Rio.

(Entrada: R$30.00) – Guía: Antonio Rodrigues /Contacto: +55 21 9797 74930

Cristo Redentor/ Foto: María Marquez

 

Día cuatro y city tour; desde tempranito nos buscaron en el hotel para salir a visitar otros puntos turísticos como el monumental Estadio Maracaná donde fue la primera parada, conocimos las instalaciones en su interior, reliquias futbolísticas y más. El costo de la entrada es de (R$ 55.00).

Pies de Marta Vieira da Silva, futbolista brasileña.

 

De ahí, seguimos hasta la zona portuaria de la ciudad para recorrer el AquaRio, Acuario Marino de Rio, es todo un espectáculo oceánico diseñado para el disfrute familiar y el costo de la entrada es de (R$ 81.00).

Uno de los tanques del AquaRio/ Foto: María Marquez
Parte del Mural Etnias/ Foto: María Marquez

 

Al salir de allí, caminamos hasta el  Boulevard Olímpico de Río de Janeiro para ver uno de los murales más famosos del mundo, hecho por el pintor urbano brasileño Eduardo Kobra quien reflejó las etnias de los cinco continentes.

Hasta que llegó el medio día y fuimos almorzar en Carretão, una de las mejores churrasquerías de Rio, así que nos deleitamos probando cada uno de sus cortes de carnes hasta terminar y seguir con el tour, siendo nuestra última parada el Pico Pão de Açúcar donde literalmente se puede ver Rio en 360º.

Tour: Carioca Experience/ Contacto: +55 21 97483 4797

 

Vista hacia el Cerro Corcovado/ Foto: María Marquez

 

¡Quinto y último día!

Salió el sol resplandeciente y dedicamos nuestro último día a disfrutar del ambiente de playa en Copacabana.

Recomendaciones y sugerencias

Soy de las personas que opina que cada viaje es distinto y ninguna experiencia es igual a otra, pero aquí basado en lo que viví puedo dejar algunas cosas que son importantes:

  1. Viaja en verano (de Diciembre a Marzo) pues el clima es favorable y los horarios de las atracciones son hasta más tarde. Por ejemplo, en otoño (estos días que viajé) hay mucha lluvia y los sitios a las 5pm cierran ya que oscurece temprano.
  2. En otras épocas del año que no sea verano suele ser más económico.
  3. Usar Uber siempre será más factible
  4. Tomar en cuenta la forma de pago al momento de comprar, pues pagar con tarjeta de crédito o en efectivo puede ser ventajoso o desfavorable dependiendo las políticas del establecimiento.
  5. NO viajes sin la tarjeta de vacunación internacional de la Fiebre Amarilla.

¿Dónde me hospedé?

El Misti Hostel (buena ubicación, excelente atención, ambiente y precios).

Grand Mercure Copacabana (gracias a los beneficios del club de viajes gocé de un hotel 4 estrellas frente al mar).

Me extendería un par de páginas más contando mi experiencia en Rio, pero puedo resumirlo en que sencillamente debo volver. Es una ciudad cautivadora en la que 5 días no son suficientes.

Gracias por leerme, deja tu comentario y recuerda: ¡Vive fuera de rutina!

2 thoughts on “Una ciudad selvática y maravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *